Bifurcación de caminos


" - Minino de Cheshire,
 ¿podrías decirme, por favor,
qué camino debo seguir para salir de aquí?
-Esto depende en gran parte
 del sitio al que quieras llegar - dijo el Gato.
-No me importa mucho el sitio... -dijo Alicia.
-Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes - dijo el Gato.
- ... siempre que llegue a alguna parte - añadió Alicia como explicación.
- ¡Oh, siempre llegarás a alguna parte - aseguró el Gato -,
 si caminas lo suficiente!"

Lewis Carrol, en Alicia en el país de las maravillas

Ilustración Susana Rosique

A veces, aún caminando derecho se pierde de vista la ruta. Sobretodo, cuando no sabes exactamente dónde quieres ir y las opciones que tienes van por distintos senderos.

Si. Todos conducen, irremediablemente, a algún lugar. ¿A cúal quieres tú dirigirte? ¿Qué vas a elegir? ¿A qué vas a renunciar?

Comentarios

  1. ¿A que camino dirigirme? Al de la sanacion de mi cuerpo, al de la mente ya me encargo.

    ¿Que voy a elegir? Necesito saber las opciones. Todos llevaran a un buen lugar seguro pero hay que saber cuales son los caminos.

    ¿A que vas a renunciar? Nunca a mi familia que es lo mas valioso que tengo a menos que fuera para su propio bien y no necesariamente fuera el mío.

    Beso kika

    ResponderEliminar
  2. Los caminos por los que transitamos ya están muy perfilados, existen barreras a los lados que te impiden abandonarlos y al llegar a alguna encrucijada, siempre hay un camino ancho, plano, mullido o asfaltado e iluminado junto a sendas ínfimas, empinadas, tortuosas y pedregosas. Debería adentrarme en alguna de ellas sin saber a donde van, el resto del camino, me temo, ya lo conozco.

    Un saludo y Enhorabuena por tu blog!

    ResponderEliminar
  3. los caminos a veces nos engañan o no queremos ver pequeñas señales y nos engañamos nosotros mismos (que no hay peor ciego que el que no quiere ver)
    creo que la clave está en el "a qué renunciaremos"

    yo no renunciaría a mis principios, esos que te gritan desde las entrañas que no estás haciendo algo bien. mis principios son los que me definen, son lo que soy, y renunciar a ellos me ha costado el luego encontrarme en medio de algo que no me gusta, que no quiero hacer ni ser.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Yo seguiría el camino dela tranquilidad que lleva a la felicidad. Ya no estoy para tonterías como vivir la vida al límite. Que todos los caminos me lleven a mi hija.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Vino por casualidad? Las casualidades no existen.

Entradas populares