lunes, 13 de septiembre de 2010

Apenas una intervalo en el camino

(ilustración con tinta y acrílico)

Han pasado muchas cosas en poco tiempo, he estado ausente de mis líneas mientras ordeno las ideas y respiro nuevamente en la superficie.

Tres pasos adelante y uno atrás. ¿Por qué tan sorprendida? Si has retrocedido quince alguna otra vez, por lo menos ahora sólo avanzas, a paso más lento y trastabillando, sin embargo siempre adelante.

Haz una paréntesis, respira profundo y tómate un café. Deja que los que te quieren te acunen para tomar fuerzas nuevas. Ni siquiera te caíste, sólo un golpe inesperado.

Con el block en la mano traza un nuevo plan, y si ese falla, entonces otro más.

Cuando parece que el horizonte se desplazó una, dos, cien millas más al norte, sólo detente a cambiar los zapatos por unos más cómodos que te permitan seguir andando. Avanzar un largo camino casi con alas no significa el fin de los obstáculos, tal vez esté probando tu fuerza para ponerte de pie.

El café está servido y mi príncipe, cuyo color aún no adivino, trae una flor y una sonrisa sin palabras en una muda declaración. Nos reímos despacio y no sé cómo, ni cuándo, pero sé...que todo saldrá bien.

9 comentarios:

  1. Jessi, tu entrada me llego profundamente.
    No se cuales seran tus circunstancias, pero me siento de una manera muy similar, avanzando 3 pasos, retrocediendo uno y acunandome como si tuviera 4 años en la cama de mi mamá :D

    Quizas, cuando tengas tiempos podriamos juntarnos! :D Avisame!

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  2. Avanzar para salir del hoyo en el que nos encontramos, aunque parezca difícil, si se puede, lo sé.


    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Aahh pues tambien me siento así, pero de puros achaques de una cuasi vieja menopáusica jejeje

    Me lo paso enferma, asumo que cuando mejore... veré la luz al final del camino.


    Tienes príncipe? mish...
    Dícen que no hay nada mejor que éso... para algunos males jejeje

    ResponderEliminar
  4. supongo que uno se siente achacoso o medio tullido cuando siente que no avanza... tal vez deberia aprender paciencia...
    o como cuando niños tomarnos en serio menos las cosas sabiendo que de a poco se puede avanzar u buen tramo

    no importa si no es tan rápido



    .. besos¡

    ResponderEliminar
  5. Kika, ese café es igual a uno que em encanta en Provi, me sentí en el hablando de literatura y cocina.

    Un beso

    Lindo el principe incoloro?

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todas por los mensajes, pero como ya sabrán soy extra optimista y tiendo a sentirme mejor pase lo que pase.

    Ale: Si, nos juntamos sin falta cuando vuelvas de Argentina.

    Malque: Como siempre, gracias por tus palabras!!

    Saruki: Claro que si...y es de los que ya no hay!! Tiene la costumbre de mimarme demasiado.

    Jo: La Paciencia es una virtud que no poseo y claro que me hace falta porque la experiencia me ha enseñado que lo bueno, toma su tiempo.

    Narvandi: Esta ilustración está inspirada en un café que está en Manuel Montt, es chiquitito, pero me encantó. Se llama Converso (que buen juego de palabras), el original es mucho más bello, yo sólo quise representar la atmósfera.

    Saludos a todas y gracias por la vuelta!!

    ResponderEliminar
  7. Quizá por la misma costumbre de ir retrocediendo pensamos que no vamos avanzando, pero si ya estas tomando en cuenta que antes retrocedias más es señal de que vas por buen camino, todos retrocedemos el chiste es avanzar más de lo que echamos hacia atrás.

    ResponderEliminar
  8. Me gusta eso de trazar planes, pero cuidado con trazar demasiados y borrarlos para trazar nuevos, el borrador se puede gastar.

    Por cierto, creo que los principes ya andan de todos colores.

    Saludos!

    ResponderEliminar

¿Vino por casualidad? Las casualidades no existen.