miércoles, 18 de noviembre de 2015

Batallas de voluntad #paciencia


"No te das cuenta de tus propias fortalezas
 hasta que te encaras con tu mayor debilidad"
Susan Gale


Isidora & Antonia

Ultimamente transito rutas circulares. Así que me tienen de vuelta en el doc con resonancia, terapias de ultrasonido, electricidad y hielo. Sin importar todas las ganas que le ponga, la recuperación ha sido un proceso lentísimo, llevando mi paciencia a límites extremos.

Finalmente me cansé de pelear contra la corriente y desde hace dos semanas me levanto a las 6 de la mañana a las sesiones de kinesiólogo (antes del trabajo) y me inscribí en yoga por recomendación de mi traumatólogo. 

Cualquiera que me conozca sabe el sacrificio que significa sacar el pie del acelerador. El esfuerzo gigante de tener que estar en una sala con música de meditación tratando de conectarme con mi cuerpo (cosa que aún no sucede). Pero tengo la impresión que si no lo consigo seguiré dando vueltas en círculo.

Ya pasó casi un año y aunque me parece imposible que algo que parecía tan pequeño me obligue una pausa tan larga, las cosas son lo que son.. o como dice el doc, tengo un problema con la percepción del dolor o con la conexión con mi cuerpo, que para cuando fui a notar que pasaba algo, el daño estaba demasiado profundo.

Pero ya no me concentro más en el tiempo que pasó...sólo en que cada vez me acerco más a la recuperación (cuando sea que ocurra, tampoco quiero pensar más en una fecha)

Les dejo esas fotos con mis pequeñas sobrinas, que aunque no lo sepan, han contribuido de manera considerable a mantener mi humor, así que he decidido regalarles más de mis horas libres. Hay que ver como disfrutan las cosas diminutas del día a día (los pájaros en el parque, las olas en la playa, la luna escondida en el azul de la tarde) y tal vez necesite conectarme con esas cosas yo también.

Y si. Mi vida está bien en general...sólo extraño mucho funcionar a 100%.

jueves, 15 de octubre de 2015

Fuera de control #contradicciones


"Cuando se pelea por el control de una espada, 
siempre gana quien sostiene la empuñadura"
Neal Stephenson



Demasiadas cosas fuera de mi control me traen demasiado molesta, distraída, ensimismada, agotada. Como un observador... fuera de mí mirando impotente.

Hay algunos que piensan que soy demasiado estructurada para funcionar. Cualquier 'variación'  en mi plan A deriva automáticamente en B,C,D... Pues bien, a punto de llegar a la Z siento que pierdo el norte.

Claramente hay circunstancias que no puedo manejar a mi antojo que tengo que dejar ir y tomar las que sí para enfocarme de una vez por todas.

Todavía buscando que se supone tenga que aprender esta vuelta.

viernes, 11 de septiembre de 2015

Sueños en colores #Paciencia

"Eres tan viejo como tu duda
y tan joven como tu confianza en ti mismo"
Samuel Ullman 

Muelle Vergara - Viña del Mar, Chile

El fin de semana volví a trotar. Le había dado largas de puro miedo a probar el pie. Tuve tantas partidas falsas y recuperaciones fallidas, que me daba miedo. 

¿Resultado? Aún indefinido. El primer día partí pesada y temerosa, pero a los 30 minutos tuve que obligarme a parar porque dicen que la ciencia de esto es que sea lento y gradual. Volví a la casa emocionada y feliz, sobretodo porque el borde costero me recibió con llovizna suave, gaviotas y lobos marinos.

El segundo día estuvo más complicado, sentí el tibial al rojo y puntadas cada tanto en el tobillo. Troté con detenciones para elongar y así no dañar la recuperación, que ya de sí ha estado demasiado lenta.

Hoy voy por la tercera jornada aquí en Santiago y por recomendación del entrenador le bajo 10 minutos. Como amanecí optimista creo que irá super y el domingo que andaré por Pichilemu (costa más al sur) probaré otra vez mis patitas en arena.

Paciencia. Necesitaría beber unas botellas de eso tal vez.

Cuando me dieron el diagnóstico definitivo en abril y estaba todavía triste, fui con mi familia a Horcón (más costa) y encontramos al final de la Caleta de pescadores un puente de madera lleno de cintas de colores, cientos o tal vez miles, donde los visitantes escriben sus deseos y los amarran flameando a la orilla del mar.

Lo amé apenas lo vi, y aunque se llamaba el puente de los deseos a mí me pareció el Puente de los Sueños en Colores, así que compramos nuestras cintitas y amarramos ahí, al son del canto del mar y el viento, nuestros anhelos.

Le di a ese puente un poder mágico.
Le prometí a esa pequeña playa mi primera carrera.

Y espero, más pronto que tarde, poder cumplir mi palabra.


Puente de los Sueños - Horcón, Chile

jueves, 13 de agosto de 2015

Echar a andar la máquina #retorno



"Un camino de mil millas comienza con un solo paso"
Lao Tsé


Ilustración Lola Roig


El invierno partió tardíamente esta temporada. Recién estrenando las lluvias, tan contenidas, que medio país se ha inundado.

Finalmente mi pierna sana, o al menos eso parece.
Finalmente, después de "eternos" seis meses puedo volver a entrenar.

Pero no es tan fácil, no es como antes. 
¿Llegar y salir por 15 o 20 km una tarde cualquiera?  no, nada de eso.
Hay que partir lento, dice el doc. 20 minutos de bici. 1 hora de gimnasio. 30 de elíptica...mmm

Ya sabíamos que la paciencia no era lo mío. De modo que el retorno ha estado lentísimo, más que nada, porque muero de lata de ir a sentarme al gym una hora a hacer ejercicios de piernas y todo el acondicionamiento previo para volver a correr. Sólo con la música a full en los oídos aguanto un poco más el aburrimiento de entrenar encerrada. A mi lo que me gusta es correr en la calle, en los parques, en el cerro. 

Cargo todos los días mi equipo deportivo, pero dos de tres, me asomo al gym lleno, me da una lata infinita y me voy a mi depa sin abrir el bolso. Pero se acabó la tontera. Si quiero volver a entrenar de verdad, no queda de otra.

Además este año, con las horas de entreno disponibles me puse a estudiar (el tiempo libre de ocio absoluto no es lo mío). Ya obtuve dos nuevas certificaciones y comencé un Diplomado en la Universidad. Y sabemos que el entreno mental, debe igualar al físico para que el cuerpo funcione en armonía, sino la próxima vez la sobrecarga colapsará mi cabeza en vez de mi pierna.

Como siempre, tengo que decirme  a mi misma la cosas en voz alta para comprometerme de veras.
Y anoten que sí! Pronto estaré de vuelta en las pistas.

lunes, 6 de julio de 2015

Un año más ¿que se va?

“Ocurra lo que ocurra
aún en el día más borrascoso,
 las horas y el tiempo
pasan"
William Shakespeare

Ilustración Paula Bonet

Aunque pensé darme vueltas en torno a que los años son una concepción inventada por nosotros mismos, lo cierto es que, el tiempo pasa de todas formas independiente de si cuentas como los chinos, los hebreos, los musulmanes, los persas o como la mayoría de nosotros.

Para variar, no tenía ganas de celebrar, y no porque tenga algún rollo con la edad, sino con las convenciones sociales alrededor de estas fechas. Sabía que tocaba ponerse para los abrazos y los cantos y soy terrible, pero terriblemente mala, para las demostraciones de afecto que incluyan cercanía física (siempre me siento invadida e incómoda) 

Espero mi cara de "circunstancia" haya pasado desapercibida a quienes se acercaron hoy amablemente con sus buenos deseos y sus presentes.

Si me preguntan, este año no ha sido de los mejores  y mi único anhelo, al soplar las velitas de la torta "sorpresa" con que me cantaron ayer mis pequeños sobrinos, es recuperarme pronto y volver a lo que me gusta.

Declaro éste mi nuevo comienzo del 2015, estratégicamente a mitad de año,más vieja (o con más experiencia que suena más lindo). Y espero que las lecciones que deja el semestre que se marcha, me sirvan para algo en el futuro (al final siempre lo hacen).

¿No dicen que el tiempo lo cura todo?

jueves, 14 de mayo de 2015

Recuperación #paciencia


"La paciencia es la virtud del débil
y la impaciencia la debilidad del fuerte"
Immanuel Kant


Reserva Nacional Cerro Castillo, IX Región, Patagonia, Chile

Hace casi 15 años que no iba tan al Sur, y se supone que lo haría para correr el primer ultramaratón de mi vida (o eso al menos fue uno de mis propósitos de Año Nuevo), pero he cometido tal error de cálculo con mi entrenamiento que he terminado fracturando mi tibial.

Tengo DIAS y días... me cuesta acostumbrarme a la idea de estar quieta. Esperando. Hoy la paciencia me parece la cualidad más difícil de todas, sobretodo porque se cumplen 84 días sin entrenar (Sí, los voy contando) y todavía tengo dolor intermitente para pisar, lo que aleja las esperanzas de alta (el próximo martes voy por mi tercera resonancia).

He ido a regañadientes a este viaje (y sólo porque ya tenía todo pagado) y ha servido para despejar un poco el estrés que me provoca el descanso forzado. La naturaleza es tan sorprendentemente hermosa en esa parte tan austral del país y con lo que me gustan las montañas, no he resistido la tentación de subir un par de cerros hasta la cima, pero caminando, con harta paciencia. Un trekking de 7 a 9 horas, haciendo pausas para descansar, despacito como las tortugas (y no las ninja) y, a veces, ayudándome con bastones.

Supongo que eso no ayuda a mi recuperación, pero últimamente siento que nada lo hace, he tenido muchos días de reposo, bota inmovilizadora, tratamiento kinesiológico y nada, cada vez que me hacen un examen todo sigue igual. Hasta me cambié de especialista y  me dijo lo mismo: Paciencia, y sólo hasta ahora descubro que esa es una cualidad que no poseo en absoluto y que debería cultivar con urgencia.

Trato de ser positiva, pues si bien no sé cuando pueda volver a entrenar mi condición no es permanente, sólo debo recuperarme para volver a partir, pero se me hace tan difícil , sobretodo comparando con el año anterior y viendo en internet a todos mis amigos en nuevos desafíos a los que ni de espectadora me he asomado de pura pena (o pura inmadurez, como quieran)

Siempre he pensado que todas las cosas quieren enseñarnos una lección, sin embargo no logro reconocer la de esta vuelta.

Reserva Nacional Coyhaique XI Región, Patagonia, Chile

jueves, 2 de abril de 2015

Límites #sobrecarga


"Aquel que quiere permanentemente llegar más alto
 tiene que contar con que algún día le invadirá el vértigo"
Milan Kundera , La insoportable levedad del Ser.

"Escalera al cielo", Noga Galaz

Algunas cosas son más fáciles en la teoría que en la práctica. Hoy en la mañana me desperté tempranísimo y de muy buen humor , porque aparte de ser feriado mañana, me entregaban los resultados de mi última resonancia de pierna y tobillo. Y es que, aunque al terminar la kine, todavía tenía cierta molestia pequeña para pisar, pensé sería un dolor residual y ya me sentía de alta, de hecho cargo mi bolso con todo el equipo deportivo porque me voy esta noche a la playa y pensaba estrenar mi pierna recuperada en la arena mañana temprano. Hasta me animé a salir de tacones.

Pero no. Mi lesión no sólo no mejoró, sino que se complicó. No, nada grave en el mundo de los normales, pero me deja sin ninguna opción de competir este semestre, y si es que...volver a entrenar recién en ¿ junio? 

Y puede ser que con todo lo intensa que soy para las cosas buenas, también lo soy con el estrés, porque todo este proceso de reposo y vuelta, y la lesión que no cede, y los planes y mi calendario de carreras parado, me terminaron rompiendo el estómago y estrenando una úlcera.

Racionalmente sé que no es nada terrible, que existen cosas terribles de verdad, pero que hacer. Casi me he venido llorando camino a la oficina (sólo que tampoco se me da eso de llorar, menos en público)

En fin. A veces no basta con las ganas y hay que estar más atento a las señales del cuerpo. Lo que me pareció en un momento una "pequeña" molestia, que insistí en desoír, terminó complicándose de puro porfiada y sobreexigida que soy...por tratar de seguir sin descansar, sobreemocionada como suelo ser. 

Si soy honesta conmigo misma, la molestia no era tan pequeña hace rato ya.

¿Los límites se inventaron para romperse? Parece que no todos.

Como les decía al principio, "algunas cosas son más fáciles en la teoría que en la práctica" porque ahora mismo, me cuesta ver mis alas.

jueves, 5 de marzo de 2015

Improvisaciones en la marcha


"Nuestra cabeza es redonda para permitir al pensamiento cambiar de dirección"
William Shakespeare




Quería partir el año inyectada de endorfinas como el 2014 y programé dos carreras importantes para el primer semestre. Los #42k de Stgo y los #60k de Aysén, aún cuando terminé diciembre con una pequeña molestia a la que no le di importancia. Mala cosa.

Luego de insistir infructuosamente alternando entrenamiento con descanso, mi pierna izquierda colapsó hasta hacerme imposible trotar un paso. Mi traumatólogo de vacaciones y volando donde otro a adelantar los exámenes con la esperanza de que sólo fuera mi estrés, pero no. Todas las membranas desconocidas de los músculos del pie y la pierna inflamadas...sobrecarga, dicen.

Y como siempre, lo probé todo antes de aceptar kinesiólogo, tinas de hielo, calcetas de compresión hasta para dormir, ejercicios y nada. El dolor aumentando y avanzando desde la rodilla a la planta del pie.

Primera vez que mi cuerpo me da knocaut. Con la pata coja, y una pequeña tos antigua que se convirtió en una infección de los bronquios rebelde y aguda... renuncio a los 42k de Stgo y cruzo las esperanzas por reponerme a tiempo para llegar a Aysén.

Y así he andado casi tres semanas pateando la perra , hasta que una compañera nueva de la oficina me ha dicho al pasar en el metrotren...
- ...disculpa, pero tengo que apoyarme en la baranda desde que perdí la audición derecha... es que tuve un tumor en el cerebro el año pasado... perdí la audición y la vista de este lado, también la motricidad fina...¡¡pero no me mires con esa cara!!...no estoy triste..a algunos les va mucho peor...yo estoy viva.

Yo que siempre hablo de prioridades y con la facilidad que se me escapan!!!
Que más da si algunas veces las cosas no salen como se planifican. Que más da si corro una carrera menos o una más. Si me enfermo una vez cada cinco años de algo que tiene un tratamiento breve.

Si es cierto que el comienzo de año ha estado extraño en más sentidos, pero eso a todos les suele alguna vez...yo me agarré el hábito de que todo salga a la primera, pero si no....a la siguiente le pongo las mismas ganas o más.

Al fin centrando las ideas otra vez. Si no puedo correr... puedo volar.




viernes, 6 de febrero de 2015

Al final del camino #contradicciones


"Cuando un pájaro esta vivo, se come a las hormigas. 
 Cuando el pájaro esta muerto, las hormigas se lo comen a él.

 El tiempo y las circunstancias pueden cambiar en cualquier momento,
 no subestimes o lastimes a nadie en la vida
puede que hoy seas poderoso,
pero recuerda siempre que el tiempo es más poderoso que tu.

 Se necesita sólo un árbol para hacer un millón de cerillos
 y sólo un cerillo para quemar un millón de arboles"
 (Anónimo)




Y parece ser el final del camino ¿volver sobre los pasos o saltar?