miércoles, 18 de noviembre de 2015

Batallas de voluntad #paciencia


"No te das cuenta de tus propias fortalezas
 hasta que te encaras con tu mayor debilidad"
Susan Gale


Isidora & Antonia

Ultimamente transito rutas circulares. Así que me tienen de vuelta en el doc con resonancia, terapias de ultrasonido, electricidad y hielo. Sin importar todas las ganas que le ponga, la recuperación ha sido un proceso lentísimo, llevando mi paciencia a límites extremos.

Finalmente me cansé de pelear contra la corriente y desde hace dos semanas me levanto a las 6 de la mañana a las sesiones de kinesiólogo (antes del trabajo) y me inscribí en yoga por recomendación de mi traumatólogo. 

Cualquiera que me conozca sabe el sacrificio que significa sacar el pie del acelerador. El esfuerzo gigante de tener que estar en una sala con música de meditación tratando de conectarme con mi cuerpo (cosa que aún no sucede). Pero tengo la impresión que si no lo consigo seguiré dando vueltas en círculo.

Ya pasó casi un año y aunque me parece imposible que algo que parecía tan pequeño me obligue una pausa tan larga, las cosas son lo que son.. o como dice el doc, tengo un problema con la percepción del dolor o con la conexión con mi cuerpo, que para cuando fui a notar que pasaba algo, el daño estaba demasiado profundo.

Pero ya no me concentro más en el tiempo que pasó...sólo en que cada vez me acerco más a la recuperación (cuando sea que ocurra, tampoco quiero pensar más en una fecha)

Les dejo esas fotos con mis pequeñas sobrinas, que aunque no lo sepan, han contribuido de manera considerable a mantener mi humor, así que he decidido regalarles más de mis horas libres. Hay que ver como disfrutan las cosas diminutas del día a día (los pájaros en el parque, las olas en la playa, la luna escondida en el azul de la tarde) y tal vez necesite conectarme con esas cosas yo también.

Y si. Mi vida está bien en general...sólo extraño mucho funcionar a 100%.