jueves, 3 de noviembre de 2011

Unos huevitos en mi ventana




Hoy, en la oficina, una paloma pequeñita (... supongo que es paloma porque no conozco mucho de pájaros) ha puesto huevos en mi ventana.
Ha venido temprano y revoloteando. Ni siquiera me di cuenta cuando pasó, sólo cuando sentí picotear al vidrio pude ver el huevo diminuto sobre el borde de la ventana sin nido ni nada. Me paré a tomarles una foto y entonces se asustó y se fue dejando al pobre polluelo a 6 metros de altura y solo. Busqué un poco en google: "cómo salvar un huevo abandonado en mi ventana", pero decía que si lo tocaba la madre ya no lo iba a querer y yo todavía tenía la esperanza que volviese por su crío, o que lo empolle en la ventana y ver nacer los pajarillos en unos días.

Resultó que después de almuerzo la paloma ha regresado a mi ventana y a su huevo y he pensado que está tratando de llevárselo. Abajo hay un árbol, y tal vez tenga por ahí un nido, no sé. Le saco una foto mientras canta y se acomoda y llamo a una compañera de trabajo para mostrarle que la madre volvió por su retoño. Hasta pienso que se va a quedar empollando y me alegro de tenerlos en mi ventana, pero entonces se aleja volando y deja otra huevito, igual de diminuto que el anterior, sobre los ladrillos.

Y aquí estoy ahora, esperando que vuelva y pensando en mis huevitos abandonados.

La gente en la oficina ha hecho desfile para verlos y han sugerido las ideas más extrañas para empollarlos, salvarlos y adoptarlos, aunque lo más probable es que mueran si su madre no aparece. ¿Morir? ¿Estaban vivos? En realidad por ahora son sólo huevos, pero me había animado la idea de tener unos polluelos pequeñitos en la ventana los próximos días (ni tengo idea cuanto demoran en nacer, ni de si pueden empollarse así sin nido).

Todo el mundo ha fabulado también respecto de las razones del pajarillo para abandonar sus huevitos en mi ventana, que pasan por frases como: "era demasiado joven o madre soltera", o rostros emocionados que guardan la esperanza que la madre retorne a cuidarlos (yo me cuento entre ellos), y alguno más supersticioso ha dicho que tiene que ser una buena señal, que seguro me vinieron a dar buena suerte.

A estas horas ya me debo retirar de la oficina, y los huevitos descansan solos en la ventana... esperando. Esperando algo que tal vez no viene.

Supongo que todos los días nacen polluelos en todas partes, todos los días una paloma o un pajarillo de esos que andan en las ciudades hacen sus nidos lejos de nuestros ojos, todos los días huevos abandonados se extinguen... pero por una tonta razón me habría gustado que estos rompieran cascarón en mi ventana.

8 comentarios:

  1. para empezar quiero decir que la naturaleza es sabia por diversas razones, primero te escogió a ti para mostrarnos que los eventos importantes de la vida son justamente estos, por otra parte el deseo de ayudar y no saber cómo actuar, y lo mas bello, verte desear lo mejor a lo que pasa fuera de tu ventana.

    ResponderEliminar
  2. Y vaya que sería padre que la paloma regresara para empollarlos, quizá sea buena idea tapar esa parte de la ventana para que no se asuste al verlos y así lograr salvar los huevitos, ojalá y no queden esos pobres ahí abandonados :(

    ResponderEliminar
  3. No sé que haya pasado con la paloma pero por experiencia te puedo decir que como alguien ya lo dijo arriba, si los tocas la paloma ya no los querrá.

    Y de todos modos si no los dejó en el nido es porque no tenía y siendo pesimistas no creo regrese a empollarlos.

    ¿Me dirás qué fue lo que pasó?

    Un beso, me gustaría que tuvieras la oportunidad de verlos nacer.

    ResponderEliminar
  4. No, la paloma no volvió, creo que decidió que era demasiado joven para ser madre, y los huevitos quedaron en la ventana porque nadie se atrevió a tocarlos.
    Gracias por sus visitas!! :D

    ResponderEliminar
  5. yo creo que te envían una señal, quizás buena suerte o algo así :D

    esto me recuerda que hace un tiempo vivían en un departamento en el centro de la ciudad y con un gran balcón, siempre habían palomas dando vueltas, pero un día una paloma se quedo en un macetero y dejó 2 huevitos, los cuidó, empolló, y salieron 2 palomitas pequeñas (un poco feas), era super tierno, hasta que salieron del macetero y dejaron literalmente la cagada en el balcón. Después de unos meses emprendieron el vuelvo y abandonaron el nido.

    saludos!

    ResponderEliminar
  6. aaa que lindo Roma! Me habría gustado ver nacer a estos. Sin embargo pasan han pasado tantas cosas buenas que sigo creyendo fue un buen presagio.

    Saludos y gracias por la visita!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola, se que este port ya tiene tiempo pero loen ontre debido a mi busqueda en goohle sobre que hacer ya que una paloma puso 2 huevos en mi balcon, desde hace unos 16 días y ha permanecido sobre ellos, supongo que empollandolos, mi esposo y yo decidimos no intervenir por temor a que los abandonara o inlcuso los matara que son algunas de las cosas que nos han comentado familiares y amigos, en verdad queremos qur bazcan y nos sentimos privilegiadoa de que haya elegido nuestro balcon ya que muchas personas nos indican que es un buen augurio la llegada de esta paloma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo! Si lleva ahi 16 días, seguro nacen en tu ventana. A la mía la palomita nunca volvió y los huevos se secaron al sol. Pero el mes siguiente un queltehue puso 3 huevitos en el frontis de la empresa, sobre el pasto, y todos los vimos nacer :D.
      Claro que son puros buenos augurios!!

      Eliminar

¿Vino por casualidad? Las casualidades no existen.