El punto de equilibro

Ilustración  Corazón de Hada Madrina

"Puedes tener cualquier cosa, pero no puedes tenerlo todo"
Paulo Coelho

Para algunos es díficil decidirse a iniciar los caminos, se quedan dando vueltas, buscando lo que dejaron atrás, golpeando puertas cerradas o llorando un destino que les parece desfavorable. A mi me pasa lo contrario, suelo llenarme de demasiados proyectos, aventuras, empresas, metas, eventos...demasiado de todo. Mi capacidad de escoger es escasa y siempre me parece que en abandonar o posponer se me podría ir la vida.

Pero no se puede. No existe posibilidad de hacer todas las cosas, al mismo tiempo.

¿No es mejor terminar "algo" muy bien que hacer mil cosas a media máquina?

Encontré esta frase (*la de arriba) sin querer esta mañana después de mi sexto trasnoche. He dormido en total apenas 12 horas esta semana. Hoy ni siquiera sentí el despertador (pretendia un break nocturno de hora y media que finalmente fueron casi 3) y llegué media hora tarde a la oficina. Y todavía me quedan un par de días de la misma rutina si quiero cumplir con todo.

Ahora, con la música reventando los oídos para mantenerme despierta, me parece que querer hacerlo todo es casi igual de nocivo que estar detenido. Como en todas las cosas lo mejor es encontrar el punto de equilibrio, que será distinto para cada uno, pero que implica necesariamente establecer jerarquías y elegir...y elegir dentro de mis posibilidades reales y humanas. Porque aunque quisiera tener una batería que se carga o cambia rápidamente, como las de los aparatos electrónicos, tengo que dormir al menos 6 horas diarias para descansar como corresponde, sobretodo con la carga de entrenamiento de estas semanas (60km).

Y como dice otra cita del mismo autor en una lección que necesito urgentemente aprender: "Escoger un camino significa abandonar otros. Si pretendes recorrer todos los caminos posibles acabarás no corriendo ninguno".



Comentarios

  1. todos necesitamos un punto de equilibrio
    Te dejo un beso grande
    buen fin de semana Kika

    ResponderEliminar
  2. Encontrar el justo medio he ahí el meollo del asunto.

    Descansa niña.

    ResponderEliminar
  3. Creo conocer esa sensación, aunque tu fuerza es superior, sin duda. Yo he terminado siendo un poco "técnico" en el asunto para poder ser eficiente. Miro prioridades, capacidad de respuesta y tiempo que requiere. Desde hace unos años decidí no volver a trasnochar por trabajo (prefiero que sea por amor) y así he logrado administrar mejor los tiempos de trabajo y descanso. Es cierto hay que escoger. Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Vino por casualidad? Las casualidades no existen.

Entradas populares