Buscando mis personajes


La idea para este cuento que ilustro, a propósito de mi Taller, tiene al menos 10 años.
La primera vez la dibujé para darle una sorpresa de cumpleaños a mi hermana menor que inspiró la historia.

Al final como me demoraba menos en bosquejar que en escribir un cuento para niños, sólo terminé los dibujos y la historia propiamente tal se quedó en mi cabeza. Incompleta como estaba, no se la quise dar, y la fui posponiendo tantas veces que para cuando la tomé nuevamente las ilustraciones me parecían tan simplonas y básicas que empecé a bocetearla de nuevo.

Pasó que, entre cambios y olvido, perdí las páginas de vista y mi hermana dejó de ser niña, de hecho hoy día es madre de mi pequeña sobrina Antonia de cinco meses.Y resultó que son tan, pero tan idénticas, que me acordé del cuento que le escribí y que me gustaría que lo tuviera para leérselo a ella.

Encontré muchos bocetos fallidos en la caja de cachureos que guardo con mis cosas que sirvieron para partir de nuevo. Y como dice mi profe y la editora que nos hizo de guía, ya ando con ellos en la mente todo el día pensando ¿Cuál es su color favorito? ¿Qué haría en tal o cual  situación? ¿Qué le gusta y que no? y toman forma.

Una forma distinta a la que tenían inicialmente, porque ahora los conozco más y son un poco mis amigos. A veces cuando termino uno me mira como diciendo: ¿en serio me ves así? Nooooooo y tengo que volver a empezar.

Asi es como a esta altura tengo mil dibujos y ni un solo original, pero cada vez que veo una hoja en blanco pruebo con otro trazo.

Pero no te preocupes Antonia, que esta vez tengo un plazo que se llama entrega de Taller que me obliga a finalizar antes que cumplas la edad de leer y muchos lápices nuevos para cuando aprendas a dibujar.

Comentarios

  1. a veces ... tener motivos y sentimientos inmersos en un proyecto , coloca mejor la creatividad

    :)

    ResponderEliminar
  2. hacer un libro a mi hija es una de mis tareas pendientes, no dibujo bien pero me lanzaré al agua. seguro que el tuyo será estupendo, un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Vino por casualidad? Las casualidades no existen.

Entradas populares