Buscando el ritmo adecuado

(Ilustración de Clara Luna Rodriguez)

Me suele suceder agobiarme con demasiadas cosas. En ese afán hiperkinético de estar siempre en movimiento, voy diciendo que sí a cuanto proyecto me parece interesante, siempre pensando que a la vuelta de la esquina está lo que ando buscando y no quiero que se me pase de largo porque alguna preocupación menor me distrajo.

Y entonces me desdoblo. Se ponen a trabajar al unísono, la Kika perfeccionista, la creativa, madrugadora y guerrera. Aunque también la estresada y pendenciera que no me da tregua y, cronómetro en mano, castiga mis retrasos y fallas.

Díficil convivir con todas ellas por estos días, y hoy, con muchas horas de trabajo pendiente aún, parto al doctor porque el trasnoche pasa la cuenta en estos días fríos. Y voy, aunque cruzando los dedos por un remedio mágico que me devuelva las horas.

Me gustaría descubrir el punto medio entre estar detenido y funcionar a toda máquina. Porque a este ritmo, imposible el crecimiento sostenido. Un día mi organismo se declara en huelga y no responde más, aunque sea por unas ovejas más que contar.

¿Cómo se puede ser una y mil a la vez?¿Cómo se pueden querer tantas cosas y pretender que funcionen sin establecer jerarquías?¿Cómo se puede andar en este carrusel en que cada tanto una meta se alcanza y otra nueva corre a perderse en el horizonte?

Y sí, estoy contenta, pero agotada... y aunque creo en los cuentos y la magia, soy nada más humana y a estas horas se me cierran los ojos, se me doblan las piernas.

Elegir, tomar una decisión, un camino. Discriminar sin sentir que lo que abandono podría llevarse mi vida. Obtener la sabiduría de aquellos que van más despacio, pero que llegan mejor parados al final.

Comentarios

  1. Querida Kika...que lindo es leerte!
    Creo que establecer prioridades es una forma de dominar la ansiedad...eso no tiene que ver con "abandonar metas" o proyectos....gusto más verlo de forma que sólo esas ubicando cada meta, logro o proyecto para su debido momento....afortunadamente siempre llega ese momento correcto, y para darnos cuenta de ello, tenemos que estar bien descansados.
    El stress siempre está presente sólo tenemos que accionar....pero llega un momento en el que debemos dejar fluir y que las cosas tomen el cauce propio...nada de abandonar, sólo estar atentos a no olvidar esos proyectos que quedan en la fila en "stand by" hasta que llegue su momento....en definitiva, nuestro momento de hacer posible esa meta.

    Adoro leer tus reflexiones!!!
    Un fuerte abrazo rioplatense!

    ResponderEliminar
  2. Será hora de tomar un descanso, establecer prioridades y con la mente limpia empezar desde cero.


    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ese es el tema: elegir, discriminar! Todo no se puede. Todo naide puede. y como dicen: "el que mucho abarca poco aprieta".
    También me pasa eso de aceptar todos los proyectos, creyendo que alguno es EL proyecto que andabas buscando. Pero en realidad, mientras hayan tantos, es dificil que alguno llegue a ser ESO.
    Saber lo que uno quiere, es mas dificil de lo que parece...
    Relax!
    Beso grande!

    ResponderEliminar
  4. Lôri: Creo que has dado con la palabra exacta. Ansiedad. Creo que la ansiedad me lleva la delantera.

    Como tengo la mala costumbre de escribirlo todo empezaré listando para priorizar, a ver si cambio "mode on" al menos por las noches, y aprendo a descansar (sin pensar que estoy perdiendo tiempo valioso)

    Gracias por tus palabras. Un abrazo de vuelta!!

    Malque: Suena tan simple. Tomar un descanso. Al menos este fin de semana pondré mis ideas en remojo para que duerman un rato.

    Un beso.

    Dani: Claro que no se puede todo, racionalmente lo sé. Sin embargo cuando juro que voy a parar un tentadora idea en el horizonte se burla de mis planes. Tienes razón, cuando no se sabe que se busca, te desgastas con probando opciones. Descansar para tener la mente clara.
    Saludos y abrazos y gracias por darte una vuelta por aquí!!

    ResponderEliminar
  5. creoque yo debo procrastinar... leyendo tu post .. creo que yo necesito decidir cosas


    será que los creativos sufrimos del mismo mal::???

    :(

    ResponderEliminar
  6. hola llego de rebote leyendo, en una tarde en la que prefiero huir del calor en la piscina(el agua está todavía demasiado fría para bañarse)leyendo blogs a la sombra y con un buen café con hielo en la mano, me encanta lo que me encuentro, reflexiones sobre algo que es mucho más profundo que el mero hecho de tener una enorme carga de trabajo/proyectos, el fin último de esta entrada que a mi me ha parecido percibir e scomo nos pasamos media vida corriendo de trás de oportunidades/sueños, que una vez alcanzados nos obligan a seguir corriendo detrás del siguiente.
    Me gusta lo que leo, así que me voy a quedar siguiendote, siempre que no te importe, claro está!!
    besos

    ResponderEliminar
  7. Es una reflexión, y lo dice alguien (yo) que actua por impulsos...

    ResponderEliminar
  8. No hay qe cuesionarnos tanto, mejor marcar prioridades y evitar actos impulsivos, no siempre son lo mejor, además no podemos ser mil como quisieramos.

    Sin embargo se te lee bien, contenta, con energía, eso es muy positivo.

    Abrazos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Vino por casualidad? Las casualidades no existen.

Entradas populares