Ni Príncipe, ni Azul/ Neither prince, nor blue

No es un misterio para ninguna de nosotras (aunque algunas elijan hacerse las lesas e ignorar el conocimiento empírico), los príncipes azules no existen. Y conste que no pretendo iniciar una proclama feminista en contra de ellos.
Las mujeres perfectas tampoco existen, pero ellos no deben lidiar con eso, porque jamás han tenido ese concepto fabulesco del príncipe salvador, bello y que nos amará para siempre, que inventaron para nosotras en la antigüedad.

It’s not a mystery for any of us girls (although some choose to disregard and to ignore the empirical knowledge), the blue princes doesn’t exist. And let me say that am not trying to initiate a feminist proclamation against them.
The perfect women doesn’t exist either, but they do not have to deal with that, cause they never had that fabulous concept of the rescuing prince, handsome and will love us forever, which they invented for us in the olden days.


(Ilustración de Elizabeth.O.Dulembra)

Tampoco pretendo iniciar una proclama en contra del amor. Siento que la muerte del mito del Príncipe ha hecho que el amor se torne más real. Actualmente nosotras somos autosuficientes, tenemos nuestros logros profesionales, nuestra propia plata, nuestras cosas y aún así decidimos compartir nuestros días con otro ser que ya no es un salvador, ni mucho menos, sino un compañero de sueños y de ruta.

I also don’t pretend to initiate a proclamation against love. I feel that the death of the myth of the Prince has caused the love to become more real. At the moment we are self-sufficient, we have our professional profits, our own money, our things and even thou we decided to share our days with another being who is no longer a rescuer, far from it, but a companion of dreams and route.

Ya basta de encasillar a los géneros, me canso de oír añejos discursos de algunas sobre la falta de compromiso de los hombres, su poca madurez, su infidelidad...(bla...bla...bla) Se olvidaron parece que ellas son las que eligen a sus compañeros, ya no existe la imposición (al menos no aquí). Hay hombres así, muchos, pocos, los que sean, pero hay mujeres así también y cada vez más. Por lo demás todos alguna vez hemos sido el que no quiere, el que se va, el que se queda, el que sufre, el que se equivoca...así que esa visión es tan subjetiva!!!

Enough of classifying the genders, I get tired of hearing discussion on the lack of commitment from the men, there poor maturity, there infidelity… (Blah… blah… blah) it seems they forgot that they are the ones who choose their companions, the imposition no longer exists (at least not here). There are men thus, many, few, those that are, but they are also women and more each day. By other means all of us sometimes we have been the ones that don’t want, the one that leaves, the one that stays, the one that suffers, the one that makes mistake… so that vision is so subjective!

Tú también le has roto, con más o menos intención, el corazón o las ilusiones a alguien...por favor!!!

Somos lo que somos, no hay hombres perfectos, pero tú tampoco lo eres, déjate de soñar con tipos irreales y deja que la vida te sorprenda.

You have also broken, with more or less intention the heart or the illusions towards someone… please!

We are what we are, there are no perfect men, but you are not it either, stop dreaming about unreal guys and leave life to surprises you.

Comentarios

  1. La gran esperanza del amor, a mi modo de ver, es buscar a ese compañero que te quiera como seas, a pesar de que se queje por pequeñeces, así como una lo quiera como sea, al final de cuentas, ¿qué sería de nosotros si fuéramos perfectos?. En mi caso he luchado durante 6 años por una relación que si sé que vale la pena, he perdonado, pero tb me han perdonado :) eso es lo más lindo de todo, compartir, no solo recibir o dar.
    Saludos!
    Fran

    ResponderEliminar
  2. ¿Para quien iba dedicada esta entrada jessi? me espanté jajajaja Cuando la leí me sentí apuntada por un enorme dedo índice mientras yo le decía: Yo no fuí!!!!

    Pero concuerdo, una también mete las patas hasta el foooooondo del fondo del último pantano del amazona, y ese don no tiene nada que ver con tener o no tener ovarios.

    Los principes azules perfectos no existen, ni siquiera el príncipe Williams es perfecto, y él es príncipe de verdad vestido generamente de azul! jajajaja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Vino por casualidad? Las casualidades no existen.

Entradas populares