Contradicciones


¿Por qué caminar si puedes volar?
Isha

Ilustración Sam Weber

Pasa que a veces me pierdo. Todo está bien y funcionando como siempre y entonces me dan ganas de volarme lejos. Tener tiempo de ordenar las ideas en mi cabeza antes de dar otro paso en la misma dirección.

A veces, solo a veces, la rutina de hormiga me atrapa y me pregunto ¿Para qué?

Si pudiera elegir, elegir de verdad, sin pensar en las lucas, en lo que se "supone" correcto en esta etapa de la vida, en el trabajo, en los otros...
¿Que elegiría?¿Hacia dónde iría?

Cada vez más difícil lanzarse al vacío cada tanto. Sentir que tal vez, en algún lugar, una oportunidad que no vi se está yendo por un camino sin retorno mientras me muevo en rebaño.

A veces, mejor no pensar tanto.

Comentarios

  1. A veces mejor ni siquiera pensar, ser un borrego y ya.


    Beso

    ResponderEliminar
  2. La vida es interesante cuando tomamos riesgos y la pasión es la guía adecuada. (Espero que funcione, he intentado comentar varias veces pero no aparece :O )

    ResponderEliminar
  3. Eso de "es mejor no pensar" es el mejor método que tiene el rebaño de mantenerte unida a él. Yo en tres meses pienso dejar mi trabajo para hacer lo que me gusta de verdad. Ya no me importa si sale bien o mal, sino hacerlo :)

    Se valiente. Seguí tus deseos.

    ResponderEliminar
  4. voy en camino... no quiero saber si es mi destino... o mi destino dentro de mi destino... pero quiero ir... tampoco quiero llegar a alguna parte... sólo quiero disfrutar el viaje...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Vino por casualidad? Las casualidades no existen.

Entradas populares