Adiós a la mecedora

(dibujo rápido con tinta)

Como pueden ver he decidido dejar la vida sedentaria. Las largas horas frente al computador me estaban pasando la cuenta ( hinchazón en las piernas, dolor de espalda y de estómago, ansiedad alimenticia) De modo que me compré dos buzos (hace siglos no tenía uno...Jajaja) y me inscribí en el gimnasio. Además para obligarme a asistir y forzar el hábito me matriculé por un año completo, hasta julio del 2011!!!! así que no hay vuelta atrás. Tengo muchos defectos, pero botar plata no está entre ellos, así que lo hice para asegurar mi asistencia.

Ya llevo tres semanas de entrenamiento que han implicado salir de la cama a las 6 a.m, porque ese es el único horario que tenía libre ya que las tardes prefiero dejarlas para cualquier eventualidad como junta con amigas, idas al cine o al teatro, compras, etc (eso cuando tengo tardes libres...Jajaja)

Al gimnasio en invierno?? Sí, la verdad que eso de madrugar en esta fecha y salir cuando aún está oscuro no es tan gracioso, pero cuando tengo una idea u ocurrencia tengo que partir al tiro sino se disipa. Como cuando se me ocurrió tener el pelo rojo (cuando estaba negro azabache) y la peluquera dijo que debía ser un proceso lento, primero castaño oscuro, despues castaño rojizo...y yo me lo decoloré de una vez y rojo fuego al tiro no más.

Para alguien que hace dos años el único deporte realizado era levantar el dedo del mouse o la cuchara para revolver los infinitos tés que toma durante el día, la primera semana fue un suplicio, para el día 3 arrastraba los pies por el piso y las escaleras se convirtieron en el mismísimo Everest. Y está lo de andar todos los días con un bolso con ropa, toallas, zapatillas, etc (y tratar de entrar con él al Metro) y la cara de feliz del instructor/ra de turno mientras apenas puedo respirar roja como un tomate (agua por favor!!!!)

Una vez cuando fui al doc por lo del colon y el estrés me dijo que saliera a correr por las mañanas para botar la tensión y que eso iba a hacer que mi estómago anduviera perfecto. Yo salté y le dije que estaba loco, que mi tiempo libre en las mañanas era antes de las 8.00, y que madrugar me ponía de mal humor y que ahi sí que iba a necesitar algo para desestresarme o un siquiatra...
de eso años ya, pero debo reconocerlo (más vale tarde que nunca): Tenía razón.

Claro que la tenía, porque a pesar de los madrugones y el cansancio inicial hartas energía nuevas me ha inyectado la actividad física, tanto así que llego más temprano a la pega, trabajo más para mis clases, como menos y duermo menos y mejor. Esperemos más resultados positivos a largo plazo por lo pronto con esto me basta.


Comentarios

  1. Bien Jessi, VAMOS y 1 y 2 y 3 y 4!!! ARRIBA!
    Jaaaaaaaaa
    todos tus esfuerzos serán recompensados con un calze perfecto y mas endorfina en el cuerpo! ¿ue mejor?!
    Lo que me parece mas sacrificado no es sudar la gota gorda si no... MADRUGAR!! por ese solo hecho creo que el cielo debería recompensarte automáticamente con 2 tallas menos jajajajaja

    saludos y que la fuerza te acompañe!

    ResponderEliminar
  2. Lo mismo pienso yo!!!! vamos por la 38 y el abdomen de Madonna!!!
    Jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Buena vibra, eso de levantarse temprano es difícil, se requiere de mucha fuerza de voluntad, pero una vez que te empiezas a adaptar será un poquito más fácil, y claro, que empieces a ver resultados te motivará aún más, bien!

    Me quedó una duda: Te compraste dos buzos, ¿Qué son los buzos?

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Amorphis: Jajaja...no sé como les dirán en México...es el equipo deportivo, pantalón y chaqueta. Aquí le decimos buzo o salida de cancha.

    Y sí, ya estoy tan motivada que voy en la mañana y después de la oficina si tengo libre.

    Gracias por visitar mi Blog!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Muchas felicidades ..te admiro por tu fuerza de voluntad.. espero en verdad que obtengas pronto los resultados deseados... besos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Vino por casualidad? Las casualidades no existen.

Entradas populares