Límites #sobrecarga


"Aquel que quiere permanentemente llegar más alto
 tiene que contar con que algún día le invadirá el vértigo"
Milan Kundera , La insoportable levedad del Ser.

"Escalera al cielo", Noga Galaz

Algunas cosas son más fáciles en la teoría que en la práctica. Hoy en la mañana me desperté tempranísimo y de muy buen humor , porque aparte de ser feriado mañana, me entregaban los resultados de mi última resonancia de pierna y tobillo. Y es que, aunque al terminar la kine, todavía tenía cierta molestia pequeña para pisar, pensé sería un dolor residual y ya me sentía de alta, de hecho cargo mi bolso con todo el equipo deportivo porque me voy esta noche a la playa y pensaba estrenar mi pierna recuperada en la arena mañana temprano. Hasta me animé a salir de tacones.

Pero no. Mi lesión no sólo no mejoró, sino que se complicó. No, nada grave en el mundo de los normales, pero me deja sin ninguna opción de competir este semestre, y si es que...volver a entrenar recién en ¿ junio? 

Y puede ser que con todo lo intensa que soy para las cosas buenas, también lo soy con el estrés, porque todo este proceso de reposo y vuelta, y la lesión que no cede, y los planes y mi calendario de carreras parado, me terminaron rompiendo el estómago y estrenando una úlcera.

Racionalmente sé que no es nada terrible, que existen cosas terribles de verdad, pero que hacer. Casi me he venido llorando camino a la oficina (sólo que tampoco se me da eso de llorar, menos en público)

En fin. A veces no basta con las ganas y hay que estar más atento a las señales del cuerpo. Lo que me pareció en un momento una "pequeña" molestia, que insistí en desoír, terminó complicándose de puro porfiada y sobreexigida que soy...por tratar de seguir sin descansar, sobreemocionada como suelo ser. 

Si soy honesta conmigo misma, la molestia no era tan pequeña hace rato ya.

¿Los límites se inventaron para romperse? Parece que no todos.

Como les decía al principio, "algunas cosas son más fáciles en la teoría que en la práctica" porque ahora mismo, me cuesta ver mis alas.

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. justamente yo estoy pasando por una señal del cuerpo....

    pensé que era un ganclio aun no me hacen el ultrasonido espero que no sea nada grave, espero que en el cuello me esté saliendo una bolista de paracaidismo.....

    ResponderEliminar
  3. Pues es una lástima, pero el tiempo, la concentración y tu buena vibra van a tenerte de regreso y tu agenda de carreras volverá a relucir. Tal vez sea una tontería para ti pero me gusta un tipo que se llama Tony Horton y su teoría de la variedad para evitar lesiones. Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Vino por casualidad? Las casualidades no existen.

Entradas populares