Life Soundtracks #Maratón #Baires

Domingo 13 octubre 2013, Buenos Aires. Argentina

He completado mi primer maratón hace una semana en Buenos Aires y todavía disfruto la emoción poderosa de meta cumplida que nos hace dueños del mundo... pude con esto que parecía imposible, entonces ¡Puedo con todo! 

Ha sido, como decía el entrenador, mucho más fácil de lo que fue todo el periodo de entrenamiento, porque gracias a eso, he terminado bien y feliz, sin ningún dolor, sin calambres, sin que mi lesión lo notara siquiera (y creo que hasta ya sanó...o se resignó a que cabeza dura manda), con los brazos levantados y sonriendo.

Con el miedo que tenía de no ser capaz, por primera vez decidí correr con música, en general me gusta sólo reflexionar y oír el sonido de la ciudad, el paisaje o el resto de los corredores, pero 42k es otra cosa, necesitaba que algo me animara si mis piernas comenzaban a flaquear. 

La semana previa armé cuidadosamente un listado de mis temas favoritos que durara al menos 4 horas. Las ordené para que las más suaves fueran primero , y al final las más agresivas, pero la suerte quiso que el día de la carrera no lograra sincronizar el ipod y la lista salió de forma aleatoria.

Dicen que cuando se está a punto de morir la vida pasa frente a nosotros. Bueno, a mi me ocurrió algo similar, pero corriendo. Mejor aún, estando viva. Y entre el Obelisco y la Casa Rosada, Puerto Madero y Palermo  la maratón se transformó, sin querer y gracias a la música, en la historia de mi vida. Y para 'esas otras' que también fui yo, adheridas a las canciones,  las dificultades del camino al fin tuvieron sentido a unos kilómetros de la meta. Como una especie de catarsis.

Finalmente mis piernas no abandonaron y al ritmo de los Stone y los Foo Fighters, de Faith No More, Pearl Jam, Deftones y Evanescence, de Megadeth, Oasis, System, Ozzy, Metálica Audioeslave y Alice in Chains cruzamos la meta una calurosa y húmeda mañana de octubre.

Sé ahora que esas mismas canciones me devolverán a las calles de Buenos Aires y esa sensación de felicidad infinita donde todas las cosas son posibles poniendo la cuota de esfuerzo necesaria.

Sólo hay que encontrar el catalizador.

Comentarios

  1. envidio a la gente que se propone cosas y las hace.
    te felicito.

    ResponderEliminar
  2. Bellas sensaciones...más bello aún como lo trasmitís!!! Alegría compartida por la mejor y mayor conquista lograda: la de uno mismo!
    Abrazo grande desde las calles que te vieron triunfar y hacer que te dieras cuenta que con tu actitud, podes con todo!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Felicidades! 42 kms es un reto muy grande.


    Bien por ti.


    Un abrazo kika

    ResponderEliminar
  4. genial! felicidades!!!! emocion y momento que nunca olvidaras :D

    ResponderEliminar
  5. está claro que todo lo puedes, y si es con buen rocanrol pues no cabe duda que es todavía mejor. felicitaciones, me alegro por ti.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Vino por casualidad? Las casualidades no existen.

Entradas populares